Lightbulbs

Llevo ya dos semanas viviendo en mi nuevo piso. Efectivamente, ¡lo he conseguido! Aquí es habitual que la gente se lleve todo lo que puso en el piso, cuando se marcha, incluyendo las bombillas. He de reconocer que yo he tenido bastante suerte, pues la anterior inquilina dejó dos! Por desgracia, no tengo bombillas (ni portalámparas, de hecho) en la habitación principal ni la cocina, y empiezo a estar un poco harto de andar a oscuras…

Estaba retrasando la compra para elegir unas lámparas chulas, pero es un poco complicado encontrar una tienda de lámparas en Zurich. Hay IKEA relativamente cerca, pero hay que planificar la visita, madrugar un poco, etc. y me da mucha pereza. Por tanto, he decidido comprar unas bombillas y unos portalámparas sencillos para aguantar de forma digna hasta que por fin me anime a acudir a ese antro de consumismo.

Cual fue mi sorpresa al descubrir que los hipermercados aquí apenas tienen secciónes de bricolaje. Es habitual encontrar una estantería de unos 5 metros de largo, a lo sumo, donde está todo mezclado, y los artículos de electricidad se reducen a poco más que regletas y ladrones. Da la sensación de que aquí la gente no se complica la vida, y cuando tiene que hacer algo más difícil que cambiar una bombilla, llama a un profesional…

Hoy he encontrado por fin un hipermercado que tiene un hueco en la estantería de bricolaje para las portalámparas pero, por desgracia, no quedaban. Después de intentar comunicarme con dos empleados incapaces de hablar ni una palabra de inglés, logré entender que volverían a tener el Martes. De nuevo he tenido mucha suerte, pues los únicos días de la semana que conozco por ahora en alemán son Martes y Jueves!

Llegué aquí con la idea preconcebida de que todo el mundo era capaz de comunicarse en inglés, pero la realidad es muy diferente. Prácticamente sucede lo mismo que en España, aunque aquí la situación es quizás un poco más extrema, no hay medias tintas. Alguna gente habla inglés y lo habla muy bien, y otra gente no puede ni construir frases sencillas. Por lo que he podido comprobar, el segundo caso es bastante habitual en supermercados y tiendas pequeñas. De hecho, no hace mucho fui a una tienda de bicicletas en la que sólo había una persona capaz de atenderme en inglés, aparentemente un menor de edad que seguramente lo está estudiando en el colegio y por eso todavía lo recuerda.

Dentro de una semana empiezan mis clases de alemán, y espero que en unos meses cambie un poco la situación y al menos pueda comunicarme como los indios cuando necesite encontrar algún artículo en una tienda.

Anuncios

Acerca de Rubén L.

Software Engineer
Esta entrada fue publicada en Español, expat y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Lightbulbs

  1. Borja dijo:

    Suerte con el alemán.. Yo lo poco que sabía prácticamente lo he olvidado (salvando el típico “Ich heiße..” y poco más, el ‘Hello World’ del alemán, vamos xD), pero imagino que ahí podrás practicarlo a conciencia, jejej.

    Curioso lo del inglés, sí.. Al final va a resultar que estamos al nivel del resto de Europa aquí, jeje.

    Esperamos noticias! Cúidate! ;))

  2. Rubén L. dijo:

    Hay una aplicación interesante para ordenador y móviles, llamada Anki (http://ankisrs.net/) que facilita un poco el aprendizaje de un vocabulario básico. Yo la tengo en el teléfono e intento dedicarle 20 minutillos al día, aprovechando los desplazamientos en tranvía… Tienen juegos de tarjetas para varios idiomas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s